En busca de una app contra el coronavirus

  • 18 marzo, 2020
  • Por Alba Hahn
Photo by Anna Shvets from Pexels

La Comunidad de Madrid ha registrado ya más de 3.500 positivos en coronavirus, según los últimos datos publicados. Una cifra de contagios que es necesario frenar lo antes posible para evitar las consecuencias más graves de la pandemia en las poblaciones de riesgo.

Junto a las indicaciones de autoconfinamiento e higiene implementadas por el gobierno estatal para toda la ciudadanía, Madrid está intentando desarrollar de forma urgente una aplicación móvil que le permita luchar de forma eficaz contra la pandemia. Una medida que se sumaría a las experiencias de países como Corea del Sur y China, donde el uso de apps oficiales ha sido clave para el éxito en la contención del virus. La tecnología, correctamente utilizada, puede tener un papel vital en la lucha para mitigarlo. 

Por el momento no se tienen todos los detalles de cómo será la app, cuya primera versión se espera que esté disponible el próximo miércoles. Pero el equipo encargado de su desarrollo, formado por personal de Goggo Network, Google, Telefónica, Ferrovial, Carto, Mendesaltaren y ForceManager, ya ha indicado algunas de sus características básicas: mediante el uso del GPS, la app aconsejaría la cuarentena a los usuarios en función de su presencia en “zonas calientes” o su condición de potenciales propagadores del virus, y podría controlar el cumplimiento de lamisma con estos datos de localización.

Además, ayudaría a mejorar la atención sanitaria,poniendo en contacto telefónico a los usuarios diagnosticados con coronavirus con personal médico, quienes podrían recibir información actualizada de los síntomas de los pacientes por vía telemática.

Sería así una app similar a la empleada en China, donde cada usuario recibía un código QR personal que debía escanear a su paso por zonas públicas, entrada al trabajo e incluso a su hogar. De esta manera, y gracias nuevamente a la función GPS, la app podía registrar todos los movimientos de los usuarios y saber con qué focos de contagio podía haber tenido contacto. Con un código de colores informaba al usuario de su riesgo de coronavirus y las medidas que debía tomar: si el color era verde tenía libertad de movimiento, pero si cambiaba hacia el naranja o rojo debía hacer cuarentena y registrar sus síntomas en la app.

Por otro lado, la app utilizada por el gobierno surcoreano se ha centrado en registrar los movimientos (llegando a usar datos de tarjetas de crédito y cámaras de seguridad) de las personas diagnosticadas con coronavirus, para ser eficaz detectando a aquellas con las que han tenido contacto y poder limitar la expansión del virus. Madeline Solano, profesora chilena que vive en Corea del Sur hace siete años, dijo al periódico chileno El Mercurio que el gobierno coreano ha tomado medidas muy estrictas para prevenir los contagios. “Acá la velocidad de internet es altísima y los avances tecnológicos se viven diariamente, así que desde que empezaron a registrarse los primeros casos, comenzaron a desarrollarse nuevas apps y sitios web”.

Ambas apps han suscitado preocupaciones sobre el uso de datos personales y la privacidad de los ciudadanos, pero también han sido consideradas una gran ayuda a la hora de controlar la pandemia. “Como salen todos los movimientos de los contagiados con súper detalle en cada app, uno se pregunta cuán controlados nos tiene el gobierno”, señalaba Solano. En este sentido, podemos esperar que la app madrileña sea menos invasiva en la vida de los ciudadanos. El hecho de que su propietaria sea la Consejería de Salud de Madrid también debe dar garantías sobre el correcto uso de los datos que recopile.

La app, que será gratuita, será lanzada al público a mediados de la semana que viene. Si bien tanto los datos de la pandemia como las medidas para controlarla van actualizándose diariamente y no se podrá observar la eficacia de la app hasta transcurrido un tiempo, podemos esperar que sea una buena base para desarrollar aplicaciones que nos ayuden a hacer frente a futuras crisis de salud pública como la que estamos viviendo actualmente.

Que sea una referencia de cómo las aplicaciones pueden servir como un instrumento tecnológico al servicio de la ciudadanía a través del compromiso social colectivo. Ese es el objetivo de la plataforma apps4citizens, promover el uso de aplicaciones de este tipo. Si quieres conocer más sobre el proyecto, entra en nuestra weby sigue nuestras cuentas de Twitter y Facebook

Este artículo se ha publicado originalmente en la sección de apps4citizens de El Periódico de Cataluña

Compartir

Volver arriba
  • Contacta

    ideograma
    Fàbrica Lehmann
    c/ Consell de Cent 159
    08015 Barcelona
    Cómo llegar

    info@tecnopolitica.org

  • Síguenos en